Ghostland 2018 nuevo extremismo francés de Terror Psicológico

Actualización: junio 26, 2022



Un muy buen film de terror psicológica que obtuvo premio a Mejor Largometraje (Pascal Laugier), Mejor Película y Mejor director en el Festival de cine Gérardmer del 2018.
De igual forma fue acreedora al Premio del jurado Syfy (formado por cinco bloggers y personas influyentes a quienes les gusta el género).
Y nominada a Mejor Película en el Sitges (Festival Internacional de Cine de Cataluña) 2018.

Una película que le aposto a una nueva figura de horror llamada Nuevo Extremismo francés, que pertenece a un tipo de cine visceral y ultraviolento que explota la vena más morbosa de la sangre y la locura, obteniendo como resultado una propuesta innovadora en donde el miedo se mezcla con la intriga y el gore.



recomendadas por zoneros insightFicha Técnica

Ghostland2018

PaísFrancia
DirectorPascal Laugier
GuiónPascal Laugier
FormatoCine Independiente
RepartoCrystal Reed, Anastasia Phillips, Mylène Farmer, Taylor Hickson, Emilia Jones…
GéneroTerror Psicológico

recomendadas por zoneros insightTrailer Ghostland 2018



Ghostland 2018 (Sinopsis)

Colleen y sus dos hijas heredan una casa cuando muere una tía de la familia. Pero ya en la primera noche, unos asesinos entran en la casa y Colleen tiene que luchar para defender a sus dos hijas. Un drama que va a traumatizar a toda la familia, en especial a las dos chicas, cuyas personalidades van a cambiar fuertemente a partir de esta noche espantosa.

Mientras que Beth se va a convertir en una famosa escritora de novela de horror, Vera se sume en una paranoia destructora. Dieciséis años más tarde, la familia se reúne de nuevo en la casa, en la cual las chicas han seguido viviendo. Entonces, empiezan a suceder una serie de fenómenos extraños.


Movie ghostland 2018 comments

Película Pesadilla en el infierno 2018 Opiniones

Top 50 películas de Halloween
Películas de terror psicológico (estrenos)

Entrando en materia hablamos de su director ya conocido por cintas por la misma línea de terror llamado Nuevo Extremismo francés que englobaría a largometrajes como Al Interior, Alta Tensión, Frontiere(s) o Calvario como algunos de sus títulos más representativos.
Recordado por filmes como el Orfanato, Martyrs y el Hombre de las sombras (The Tall Man). Todas con un denominador en común donde la mayoría de las historias trascienden en una casa, el uso de sus personajes femeninos como eje centrales que son perturbados por un hecho traumático, pero al final son quienes superan dichos demonios, todo dentro de un entorno y una imaginería del cine de horror estadounidense de los años 70 y 80.

El título de la cinta Ghostland 2018, una película de terror claustrofóbica, una misoginia brutal, transfóbica convertida como si se tratase de una Leyenda Urbana.
En donde un breve encuentro con un camión de dulces en la carretera conduce a una noche de terror para Pauline (Mylène Farmer) y sus hijas adolescentes Beth (Emilia Jones) y Vera (Taylor Hickson) en su nuevo hogar.

En donde vemos unos antagonistas particulares, uno de ellos es un gigante con severos trastornos mentales y con un severo fetichismo sexual por las muñecas; y el segundo un travesti quien pareciera que su único interés es el que su compañero satisfaga sus más bajos instintos, por lo que se encarga de mantener una encarnizada lucha con Collen mientras su compañero se “divierte” con sus dos hijas.

Viendo en la cinta un equilibro entre terror psicológico y home invasión, al igual que cierto homenaje a H.P. Lovecraft, de una forma más directo, sin dejar atrás guiños a Stephen King y Rob Zombie.
Tomando de Hitchcok esa idea clásica de suspenso que asevera que la mente humana es capaz de generar las imágenes más perturbadoras sin que estas lleguen a ser mostradas, tal como lo hizo en Psicosis.

En el transcurso del film vemos que la historia oscila entre la pesadilla y la realidad, en donde se muestra de una forma más realista las heridas (hematomas, verdugones, lágrimas y tanta sangre), los golpes impactantes a cada una de ellas, lo que lleva a las protagonistas a sufrir una catarsis evolutiva que les lleva a enfrentarse a si mismas y a encarar la atrocidad sin sentido a la que son sometidos por las sádicas figuras que las torturan.

De destacar en su entorno cinematográfico los sustos de salto que son frecuentes, detrás de las paredes u otros objetos de la casa, con una iluminación adecuada, con una luz en clave baja mientras están en la casa y con una iluminación en clave alta cuando Beth es adulta.
La paleta de colores entre amarillo y naranja con esa vieja casa, llena de muñecas antiguas, da una apariencia de carnaval de terror que no desentona.

Ya para finalizar de resaltar las actuaciones, en especial, de Beth y Vera las adolescentes: quienes te hacen vivir las escenas violentas con piel de gallina.
Más aún el logró con el personaje de Beth que crea esa tridimensionalidad (aspecto físico, psicológico y social) correcta para el toque final de un buen film.

Comentarios de Facebook